Está en:

   

Ficha de Noticia

 

Las 'pulseras inteligentes' llegan al porcino para monitorizar su salud

Las pulseras inteligentes -aquellas que monitorizan las pulsaciones y la actividad física- dan el salto a la ganadería del porcino para hacer un seguimiento más preciso de la salud de cada animal, especialmente en sus primeros momentos de vida, cuando el riesgo de muerte es mayor.

Es una de las innovaciones que impulsará para el sector el programa de fomento del emprendimiento "Porcinnova", una incubadora de alta tecnología promovida por la Fundación Incyde de las Cámaras de Comercio de España, en la que también participan otras instituciones y organismos como el Gobierno de Aragón.

Gracias a "Fit pig", como se denomina este desarrollo tecnológico de la empresa murciana Hop Ubiquitous, se pueden controlar la temperatura, la frecuencia cardíaca y los movimientos de cada animal, parámetros básicos para saber si la cabeza de ganado está enferma, incluso antes de que muestre síntomas evidentes.

Similares a las pulseras inteligentes en el ser humano, se adaptan sin embargo a la anatomía de los cerdos y el sensor se instala en su oreja, según explica a Efe una de las responsables del proyecto, Ana Peñaranda.

Desde el sensor, se transmite la información al teléfono móvil del granjero o del veterinario con la frecuencia que se decida.

Este sistema se está testando en una granja sueca para detectar precozmente problemas de salud en el ganado y evitar muertes.

"Organ-on-chip" (de la empresa Beonchip) es otra de las iniciativas por las que ha apostado "Porcinnova" y consiste en simular en el laboratorio el funcionamiento de los órganos del ganado porcino, como precisa una de sus impulsoras, Rosa Monge.

El estudio recreará las condiciones del intestino del animal para estudiar el grado de absorción de los nutrientes de los piensos, y así determinar cuáles son los más idóneos para la dieta del ganado porcino y diseñar formulaciones más eficaces.

Este proyecto se encuentra en una fase intermedia, a falta de los ensayos en laboratorio.

Por su parte, la necesidad de desarrollar una ganadería más sostenible ha sido la motivación de tres ingenieros industriales de la Universidad de Zaragoza para crear un sistema para capturar el metano que emiten los cerdos en las granjas y aprovecharlo para generar biogás que pueda utilizarse en la misma explotación.

Este proyecto, "Ecometh", es un ejemplo de economía circular según la ingeniera Paula Morella, quien detalla que se realiza a través de la colocación de absorbentes en la ventilación de las instalaciones, capaces de filtrar el aire para extraer el metano que, posteriormente, será quemado para generar energía.

Por el momento, están en fase de investigación para perfilar la tecnología y poder llevarla a cabo.

En el caso de "Smart Farm 4.0", su fin es crear paquetes tecnológicos para los productores de porino, de acuerdo al consejero delegado de la empresa Paintec, Cristian Aldaz.

La idea es que los granjeros puedan elegir las tecnologías que más les interesen, como por ejemplo los programas de monitorización energética para mejorar la eficiencia de las explotaciones.

Son cuatro de los ocho proyectos seleccionados por "Porcinnova" que ayudará a poner en marcha la parte de gestión y organización empresarial, como remarca uno de los encargados de esta incubadora, José Carlos Arnal.

Programas formativos, la posibilidad de instalarse en su sede, tutores para asesorar a los emprendedores o expertos que validen sus pruebas pilotos en granjas son algunos de los aspectos en los que les ofrecerán su ayuda.

También han sido elegidos proyectos para alargar la vida útil de los alimentos mediante envases activos, de cría de insectos para fabricar harinas ricas en proteínas para alimentación humana y animal, de suministro de agua de calidad para la cría animal y de "blockchain" en la cadena de suministros de productos en el mercado. EFE

La Razón

Publicado el 06 / 09 / 2019 en la categoría de Noticias