Está en:

   

Ficha de Noticia

 

La FAO y la OIE ponen en marcha una iniciativa mundial para detener la propagación de la Peste Porcina Africana

Dado que la peste porcina africana (PPA) avanza rápidamente en varios países, afectando la seguridad alimentaria y los medios de vida de algunas de las poblaciones más vulnerables del mundo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) hacen un llamamiento a todos los países y asociados para que unan fuerzas con la finalidad de mantener esta mortal enfermedad porcina a raya mediante una nueva iniciativa.

La Iniciativa sobre el control mundial de la peste porcina africana , puesta en marcha recientemente en el contexto del Marco mundial para el control progresivo de las enfermedades transfronterizas de los animales, presta apoyo a actores de todos los niveles para coordinar y reforzar las medidas de control destinadas a reducir al mínimo los efectos de esta compleja enfermedad, que plantea muchas dificultades.

La FAO y la OIE reunirán a gobiernos, representantes del sector y especialistas para presentar la Iniciativa por primera vez en un foro mundial como parte del acto del Llamamiento a la acción
(26-30 de octubre).

La propagación de la PPA no parece estar frenándose. Esta enfermedad contagiosa ha ocasionado la pérdida de más de 7 millones de cerdos tan solo en Asia, y se ha propagado velozmente en la región. Más de 50 países de África, Asia y Europa se ven actualmente afectados y, en las Américas, se está intentando evitar el ingreso de la enfermedad en su territorio.

"Nuestro objetivo es evitar la propagación de esta enfermedad, y en última instancia, erradicarla, recurriendo a los datos científicos, las mejores prácticas y las normas internacionales más recientes", dijo el Director General de la FAO, Sr. QU Dongyu, en su mensaje de vídeo a los participantes. "Si no se la controla, esta enfermedad pondrá en riesgo los avances para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible", señaló, llamando a todas las partes interesadas a tomar medidas con miras a detener la propagación de la PPA, promover la sanidad y el bienestar de los animales y salvaguardar los medios de vida de los agricultores.

"Hoy en día, ningún país está a salvo de la peste porcina africana", dijo la Directora General de la OIE, Sra. Monique Eloit. "El número de países de todo el mundo que informan brotes a la OIE continúa aumentando. Esto lo convierte en el peor brote de una enfermedad animal de nuestra generación". La Directora General hizo hincapié en que se requerían inversiones continuas en servicios veterinarios, así como la aplicación efectiva de las normas internacionales, especialmente aquellas relacionadas con la bioseguridad y la vigilancia, a fin de poder controlar la PPA a nivel mundial.

La enfermedad ocasiona hasta un 100 % de muertes entre los cerdos salvajes y domésticos, y no hay ninguna vacuna eficaz. Aunque no se trata de una enfermedad infecciosa para los seres humanos, la explotación porcina es crítica para muchas economías y para la seguridad alimentaria y los medios de vida de millones de personas. La enfermedad mortal continúa propagándose, ocasionando daños que se suman a los efectos económicos de la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19).

Como parte de una serie de actos en línea, de una semana de duración, representantes de gobiernos, veterinarios y especialistas de todo el mundo compartirán conocimientos y experiencias relativos a instrumentos, enfoques e investigaciones de vanguardia. Las acciones que se coordinen en el marco de la Iniciativa fomentarán la resiliencia por medio de orientaciones prácticas, adecuadas para necesidades y contextos específicos.

Llamamiento a la acción

La PPA es una enfermedad compleja que sobrevive en los productos porcinos y persiste en el medio ambiente durante períodos prolongados, por lo que su control y erradicación resultan muy dificultosos. Los casos en jabalíes salvajes son también motivo de preocupación no solo por sus posibles implicaciones en cuanto a la transmisión de la enfermedad sino también en relación con la biodiversidad y la gestión de la vida silvestre.

Ningún sector o país puede lograr por sí solo el control mundial de la PPA. Mediante esfuerzos coordinados, todos los actores de la cadena de explotación porcina que se unan a la Iniciativa sobre el control mundial de la peste porcina africana del Marco mundial para el control progresivo de las enfermedades transfronterizas de los animales, pueden ayudar a:

• proteger los medios de vida de comunidades vulnerables;

• salvaguardar la sanidad y el bienestar de los animales;

• contribuir a estabilizar los precios del sector de la explotación porcina, así como aquellos de la carne y los piensos, en el comercio regional e internacional, contribuyendo de ese modo a la seguridad alimentaria;

• velar por el acceso de las personas a la nutrición a fin de garantizar vidas saludables y promover el bienestar.

Como parte de la Iniciativa sobre el control mundial de la peste porcina africana del Marco mundial para el control progresivo de las enfermedades transfronterizas de los animales, la FAO y la OIE llaman a los Miembros y asociados a:

• llevar a cabo análisis de riesgos de nivel nacional y reforzar la gestión de riesgos, con inclusión de planes de contingencia y políticas de prevención, detección temprana, respuesta rápida y compensación para apoyar la recuperación del sector;

• mantener un alto nivel de sensibilización respecto de la mitigación de riesgos de la PPA entre los agricultores, veterinarios, carniceros, cazadores, proveedores de insumos y otras partes interesadas de la cadena de valor;

• fomentar y apoyar la aplicación de buenas prácticas de bioseguridad, que son esenciales para evitar una mayor propagación de la PPA;

• reforzar y mantener la inspección fronteriza para la prevención de la propagación de la enfermedad entre los países a causa de prácticas ilegales tales como el contrabando de carne de porcino, productos de porcino y animales vivos durante los viajes y la migración;

• ultimar los trabajos de investigación, desarrollo y validación de posibles vacunas contra la PPA, así como de la estrategia de vacunación relacionada;

• apoyar la mejora de los diagnósticos de laboratorio y las herramientas de detección rápida de la PPA;

• elaborar un enfoque holístico para el control de la PPA en la fauna silvestre, teniendo en cuenta todos los tipos de cerdos;

• fomentar la solidaridad y la cooperación entre países con diferentes grados de experiencia, recursos y capacidad para la prevención y el control de la PPA;

• fomentar las asociaciones entre los sectores público y privado con miras a que se hagan inversiones en la mitigación y la gestión de los riesgos relacionados con la PPA.

 

AgroCastillayLeón

Publicado el 28 / 10 / 2020 en la categoría de Noticias