Está en:

   

Ficha de Noticia

 

LA ALIANZA NO-NUTRISCORE AL FRENTE DE LA BATALLA CONTRA EL NUTRISCORE

La estrategia "de la granja a la mesaʺ (F2F), que está en el centro del Pacto Verde Euroeo, exige ala Comisión Europea que presente una propuesta de sistema de etiquetado frontal de alimentos para toda la UE a finales de 2022, con la buena intención de simplificar la transición a dietas más saludables a través de la reformulación de los productos.

 

El problema, sin embargo, es que algunas disposiciones de la estrategia F2F no cumplen con el objetivo y permiten prácticas nacionales sesgadas y distorsionadas. Un claro ejemplo de ello es el Nutriscore.

 

 

 

El error en su esencia

 

El etiquetado nutricional frontal Nutriscore (FOPNL), ha sido muy criticado por su incorrecto algoritmo, que ha demostrado ser muy poco fiable. El algoritmo en el que se basa la Nutriscore, pretende clasificar cada alimento como saludable o no saludable, en cinco niveles diferentes, con rangos decididos al azar y dejando de lado muchos nutrientes esenciales necesarios para un correcto estado de salud. A primera vista ingenua, la etiqueta parece ser sencilla. Sin embargo, en realidad, si el sistema se generalizara entre los consumidores de todo el continente, provocaría la hostilidad hacia ciertos productos en función del color que aparece en la etiqueta.

Esto es extremadamente peligroso debido a que el Nutriscore no tiene en cuenta las cantidades exactas de alimentos consumidos, un dato clave necesario para mantener una dieta saludable. En su lugar, se limita a considerar siete parámetros diferentes de información nutricional por cada 100g de alimento, condenando los macronutrientes individuales y subestimando los micronutrientes esenciales, como las vitaminas. De forma alarmante, el Nutriscore no distingue la diferencia entre los alimentos ultraprocesados y los tradicionales. Promueve, además, la creación de una nueva categoría de productos alimentarios, diseñados artificialmente, para reclamar mejores valores nutricionales que los convencionales. Nutriscore perjudica las tradiciones culinarias centenarias y destruirá gradualmente el patrimonio cultural y gastronómico europeo.

 

NutriscorePresuntuoso

 

Si el objetivo de una FOPNL armoniosa es ayudar al cliente a elegir mejor los alimentos cuando se encuentra en un supermercado, Nutriscore fracasa estrepitosamentedebido a su ambigüedad y opacidad.

 

En lugar de ayudar al consumidor, Nutriscore hace la elección de los alimentos por él, sin tener en cuenta la salud y bienestar del consumidor, sino simplemente influyendo en el estado psicológico del comprador durante la adquisición del producto mediante el uso de una etiqueta de diseño demasiado simplista.

 

Lailusióndeunacomposiciónnutricional"perfecta"

 

Hay evidencias de que los distribuidores a gran escala promueven la modificación de los compuestos de los alimentos con el uso de productos químicos con el único fin de mejorar la nota de Nutriscore.

La información relativa a la cantidad de productosquímicos inyectados para obtener una mejor puntuación no es visible ni clara, lo quevulnera la transparencia del consumidor. Claramente, el Nutriscore es utilizado porlas multinacionales de la distribución para vender productos, y es simplemente unaherramienta de marketing desviada.

De forma preocupante, las grandes cadenas de distribución alimentaria en Europa ya han comenzado su juego de marketing táctico aprovechando la etiqueta del semáforode Nutriscore. La información personal de los clientes y el historial de compras se están utilizando para dirigirse a los consumidores con tarjetas de fidelidad. El plan consiste en enviar al cliente un SMS o un correo electrónico para convencerle de que compre productos "más baratos y saludables" con un "mejorʺ Nutriscore. Sin embargo, el truco está en que todos los productos que se consideran "mejoresʺ proceden de marcas propias.

 

El nacimiento de la Alianza No-­‐Nutriscore

 

Los desafíos que plantean prácticas de etiquetado como el Nutriscore ponen en peligro la salud de los consumidores, distorsionan el mercado y destruyen tradiciones culinarias mediterráneas centenarias. La alianza No-­‐Nutriscore nació en Bruselas para unir a los consumidores, al mundo científico y a aquellos que, dentro de la cadena alimentaria, se han visto afectados negativamente por la etiqueta manipuladora Nutriscore. La alianza se encarga de la concienciación con el objetivo de llegar a la Comisión Europea y definir claramente los impactos perjudiciales, las consecuencias y los inconvenientes económicos causados por el Nutriscore. La discriminación debe ser superada, y la mejor manera de hacerlo es a través de un frente unido.

 

 

LaAlianzaNo-Nutriscoreselanzaráoficialmenteconuneventoenoctubrede2021 que incluirá participantes de toda Europa, todos reunidos para decir NO a la etiquetaNutriscore.ParaobtenermásinformaciónsobrelaAlianzaNo­‐Nutriscore,escribaa  info@no-nutriscore.euy  para  mantenerse  al  día  de  todo  lo  relacionado  con  el movimientoNo-Nutriscore,sigalosperfiles de las redes socialesoficialesdeTwitter, Facebooky la Página Web.

 

 

 

Publicado el 26 / 07 / 2021 en la categoría de Noticias